La chía es un antiguo tesoro nutritivo

Autor – Ethan Huff

 

nutricionfundamental se está mudando al nuevo sitio. A partir de el Primero de octubre la informacion aqui solo sera accesible por  longevidadynutricion.info

El mantenimiento de un estilo de vida saludable a menudo es dificil. Como la mayoría de alimentos convenientes parecen tipificar el antónimo de la salud, se requiere un esfuerzo adicional para asignar estratégicamente a cabo de los preparamientos nutricionales que se integren bien dentro de un estilo de vida integrado; a los entusiastas de salud esto es parte integra del régimen de salud diario. Sin embargo, todos saben que la búsqueda de los alimentos más nutritivos ayuda a simplificar la búsqueda hacia la salud óptima. Alivia algo de angustia involucrada en el intento de cantidades considerables de alimentos saludables que a menudo no estan disponibles facilmente. Uno de estos ‘súper-alimentos’ es la semilla chía, que es tan rica nutritivamente que es virtualmente incomparable.

Chía, o Salvia hispanica, literalmente quiere decir ‘fuerza’ en la lengua Maya, y tiene una historia que va más de 3,000 años en América Central, donde los Aztecas lo utilizaban como un alimento principal, su cultivo más importante después del maíz y los frijoles. La chía era considerada más valiosa que el oro y se utilizaba a menudo para pagar impuestos y tributos a la nobleza Azteca.

Cuando la civilización Azteca cayo durante la conquista española, los epañoles prohibieron el uso de la chía y otros cultivos debido a su estrecha asociación con los sistemas religiosos de estas culturas antiguas y reemplazaron los cultivos nativos con los extranjeros, como el trigo y las zanahorias. Los restos de las civilizaciones Maya y Azteca se quedaron en algunas partes de México, donde pequeños grupos de personas siguieron utilizando las semillas para hacer harina, aceite y bebidas de el gel que se forma cuando se mezcla las semillas con un liquído.

Aunque en esencia ofuscado a lo largo de muchas generaciones, la chía eventualmente resurgiría como un súper-alimento popular identificado como fuente de ácidos grasos omega-3, proteínas, antioxidantes, y fibra dietética.

Uno de los principales beneficios es su alta concentración de ácidos grasos esenciales (AGE), la chía contine hasta 4 veces más AGE’s que cualquier otro grano. Los ácidos grasos esenciales son ‘esenciales’ (obviamente) para la función de organos vitales, sin embargo, el cuerpo humano es incapaz de fabricalos, así que deben ser obtenidos a través la dieta.

La chía también contiene el más alto contenido de ácidos grasos omega-3 de cualquier fuente vegetal, contiene un 64% de ALA (ácido linolénico alfa). La semilla de lino, otra fuente de ALA, contiene un 55%.La relación de ácidos grasos omega-3 y omega-6 también es muy auspicioso en la chía, lo que representa un sano equilibrio 3:2 (respectivamente).

La chía es muy alta en proteína completa, contiene aproximadamente un 23% por cada semilla. Todos los aminoácidos esenciales estan presentes y adecuadamente equilibrados dentro de la proteína, por lo que es completo y nutritivo en sí mismo. Repleto de vitaminas y minerales esenciales, la chía es un alimento extraordinario para cualquier dieta. También son maravillosas cuando se trituran y se usan en recetas sin gluten.

Una gran fuente de antioxidantes, la chía proporciona altos niveles de ácido clorogénico, ácido cafeico, flavonoides y glucósidos. Todos estos son polifenoloes poderosos que mantienen buen funcionamiento de órganos y tejidos y protegen contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares mediante la eliminación de radicales libres dañinos.

Alto en fibra, la chía se conoce por ser facil de digerir. Su capa es una gran fuente de fibra mucilaginosa soluble que ayuda a mantener una digestión saludable y asimilación de nutrientes. Absorbiendo más de 7 veces su peso cuando se coloca en agua, las semillas forman un gel, que cuando se come, produce una barrera física entre los carbohidratos y las enzimas digestivas en el estómago. Este proceso efectivamente desacelera el ritmo al que los carbohirdratos se convierten en azúcar en la sangre, haciendo la chía una gran adición a la dieta para diabeticos.

Del mismo modo, el consumo de chía ayuda a mantener una hidratación y niveles de elctrolitos en el cuerpo equilibrados en el cuerpo, estabilizando el consumo de agua, la asimilación y absorción. Las semillas chía tienen una vida útil muy larga cuando se almacena en su estado natural seco. A diferencia de las semillas de lino que tienen una capa impermeable, requiriendo que sean molidas y se pueden hacer rancias con rapidez, las semillas chía se pueden almacenar y comer sin triturar.

La chía es un súper-alimento maravilloso. Como no tienen sabor, perpetúan el sabor de los alimentos con los que se combinan, los usos de la chia son ilimitados. Además, las semillas chía son una gran alternativa de proteína a los productos a base de soya que contienen estrogenos de origen de planta y pueden ser dañinos (depende del contexto) y alterar el sistema hormonal de hombres y mujeres.

Mientras la chía sigue ganando popularidad en el Occidente, es seguro que seguirá atrayendo la atención de la comunidad médica tanto a los consumidores que lo estan reconociendo como algo más que una semilla de cultivo para ‘mascotas.’ Convirtiéndose rápidamente en un elemento básico entre aquellos que estan conscientes de su salud, la chía se esta convirtiendo en el ‘súper-alimento’ más diverso y disponible.

Fuente original – www.naturalnews.com

Anuncios

~ por nutricionfundamental en 20 de junio de 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: