La importancia vital de coenzima Q10 para la salud y longevidad

Autor – Tony Isaacs

nutricionfundamental se está mudando al nuevo sitio. A partir de el Primero de octubre la informacion aqui solo sera accesible por  longevidadynutricion.info

Coenzima Q10 (CoQ10) es una sustancia natural soluble en aceite, parecida a las vitaminas que es absolutamente esencial para una salud óptima y la longevidad. También conocida como ubiquinona, la coenzima Q10 se encuentra en prácticamente todas las células del cuerpo, principalmente en las mitocondrias celulares, y es un componente vital de la cadena de transporte de electrones que genera el 95 por ciento de la energía del cuerpo a través de trifosfato de adenosina (ATP por sus siglas en ingles).

La CoQ10 es esencial para el corazón
Órganos con los requisitos más altos de energía, tales como el corazón, el hígado y los riñones, tienen las mayores concentraciones de CoQ10. El CoQ10 en niveles adecuados es particularmente vital para la salud cardiovascular. Por lo tanto, es irónico y trágico, que las estatinas se prescriben para el corazón por sus supestos beneficios al corazón reducen la producción de CoQ10 hasta en un 40%.


A medida que envejecemos, perdemos gran parte de nuestro suministro de CoQ10, sobre todo en el corazón. A la edad de 80, por ejemplo, los niveles de CoQ10 se reducen en más de la mitad. El CoQ10 beneficia y protege el corazón de muchas maneras, incluyendo al ayudar a reducir la presión arterial y la prevención de la oxidación del colesterol ‘malo’. La efectividad y seguridad del CoQ10 en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva ha sido bien establecida en numerosos estudios. Un estudio reciente también encontró que el CoQ10 puede mejorar la supervivencia después de un paro cardíaco.

Otros beneficios de CoQ10 y los peligros de la deficiencia de CoQ10
CoQ10 es también un importante antioxidante que inhibe tanto la iniciación y la propagación de los lípidos y la oxidación de las proteínas. Además, regenera otros antioxidantes como la vitamina E. Un estudio reciente demostró que dosis bajas de CoQ10 reduce la oxidación y roturas en la doble hélice del ADN, y que una combinación de CoQ10 y una dieta rica en ácidos grasos poli-insaturados conduce a una vida más larga.

Los bajos niveles de CoQ10 se han observado en los pacientes de cáncer, mientras que el tratamiento con CoQ10 ha demostrado ser eficaz contra el cáncer. El CoQ10 también se ha encontrado beneficioso para las migrañas y algunos estudios han indicado que podría ayudar a proporcionar una mejor salud y función del cerebro.

La falta de CoQ10 puede causar rabdomiólisis, que es la descomposición de las fibras musculares que conducen a la liberación del contenido de fibras musculares (mioglobina) en el torrente sanguíneo. La mioglobina a menudo causa daño a los riñones. En particular, la rabdomiólisisn a menudo se ha observado en pacientes que toman estatinas.

Los niveles inadecuados de CoQ10 se han observado en la incidencia de la insuficiencia cardiaca crónica, SIDA en etapa terminal y otras enfermedades terminales.

Suplementación y fuentes de alimentos para CoQ10
Además del cuerpo,  el CoQ10 también se encuentra en cantidades relativamente pequeñas en una amplia variedad de alimentos, con las cantidades más altas se encuentran en las carnes de órganos tales como corazón, hígado y riñón, así como la carne de res, las sardinas, la caballa (o verdel) y los cacahuates. Otros alimentos con pequeñas cantidades de CoQ10 incluyen el aceite de semilla de uva, nueces, avellanas, pistaches,  perejil, espinacas, semillas de sésamo, aceite de oliva y el aguacate.

Las fuentes del alimento por sí solos pueden no ser suficientes para aquellos que padecen deficiencia de CoQ10. Para ponerlo en perspectiva, 1 libra de sardinas, 2 libras de carne de res, o 2 1/2 libras de cacahuetes, sólo proporcionan 30 mg de CoQ10.

Afortunadamente, no se conocen efectos de toxicidad en suplementos de CoQ10.  El CoQ10 muestra una variabilidad moderada en su absorción, con algunos pacientes que alcanzan buenos niveles en sangre de CoQ10 con 100 mg por día mientras que otros requieren dos o tres veces esta cantidad para alcanzar el mismo nivel en la sangre.

La suplementación con CoQ10 se ha estudiado en cantidades tan altas como 3600 mg por día, con sólo problemas gastrointestinales observados como efecto secundario. El nivel observado de seguridad (OSL por sus siglas en ingles) el método de evaluación de riesgos indica evidencia de seguridad al ingerir hasta 1200 mg por día.

Fuente original – www.naturalnews.com

Anuncios

~ por nutricionfundamental en 10 de julio de 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: